POSIBILIDAD DE RECLAMAR AL BANCO AÚN HABIENDO FIRMADO ACUERDOS DE REVISIÓN DE LA CLAUSULA SUELO

clausulas suelo

Desde que se tramitan en sede judicial los diferentes supuestos relativos a la nulidad de las cláusulas abusivas insertas en los contratos de préstamos hipotecarios, son muchos los casos en los que los prestatarios firmaron una serie de acuerdos de revisión de las condiciones financieras del préstamo tras el ofrecimiento que los bancos les proponían en relación con la clausula suelo.

En la práctica, los bancos ofrecían a los clientes la rebaja o eliminación de la cláusula suelo durante un determinado período de tiempo con la única intención de eludir responsabilidades por el uso de una cláusula abusiva, principalmente, en los casos de aplicación de cláusula suelo.

Pues bien, aunque la mayor parte de la doctrina venía acordando la nulidad de este tipo de acuerdos, la controversia ha quedado zanjada con la reciente Sentencia de 16 de octubre de 2017 n º 558/2017, de la Sala Civil del Tribunal Supremo.

El Tribunal Supremo lo deja claro:

“Hemos declarado que la nulidad absoluta o de pleno derecho es insubsanable y no permite la convalidación del contrato.”

Es decir, los prestatarios que firmaron un contrato privado con el banco por el cual se reducía la cláusula suelo o se eliminaba temporalmente pueden reclamar judicialmente lo que legalmente les corresponde, sin que los Bancos puedan ya invocar dichos acuerdos como modo de subsanación de las cláusulas abusivas.

La Sentencia de 16 de octubre confirma la protección a los consumidores:

“Se trata de una nulidad de pleno derecho, que impide que el consumidor pueda quedar vinculado por la cláusula abusiva. No es posible otorgar una protección menor que la que otorga la institución de la nulidad de pleno derecho en otros campos del ordenamiento jurídico pues, de otorgar una protección inferior, se infringiría el principio de equivalencia del Derecho de la Unión Europea.”

Por tanto, los consumidores pueden estar ya seguros y respaldados por el Tribunal Supremo de que los pactos firmados con los bancos son nulos de pleno derecho y no son motivo posible de oposición a la hora de reclamar las cantidades indebidamente cobradas por los bancos por la aplicación de cláusulas abusivas.

Encarnita Hervías L.,

CONFIRMA ABOGADOS