EL PLAZO DE PRESCRIPCIÓN EN LAS DEMANDAS CONTRA EL CÁRTEL DE FABRICANTES DE CAMIONES

Cartel camiones. Confirma Abogados

He podido observar la existencia de gran confusión sobre el plazo legal que realmente existe para poder interponer las demandas contra cártel de camiones.

Con el ánimo de aclarar la cuestión escribo el presente artículo en el que incluyo un análisis de los acontecimientos recientes.

El plazo para interponer las demandas contra los fabricantes de camiones es a mi juicio de un año y se computa desde que el perjudicado tuvo conocimiento de la lesión y la demanda se puede ejercitar. Este plazo viene establecido en el artículo 1.968 del Código Civil.

En nuestro caso ese año comenzaría a contar desde el 6 de abril de 2017, fecha en que se publicó la Decisión provisional de la Comisión Europea con la identidad de los infractores en el asunto AT.39824-CAMIONES “la Comisión publica a continuación los nombres de las partes y el contenido principal de la Decisión, incluidas las sanciones impuestas, teniendo en cuenta el interés legítimo de las empresas para que no se revelen sus secretos comerciales.

El plazo para presentar las demandas contra cártel de camiones no será igual en España que en el resto de Europa, ello es así porque nuestro gobierno decidió trasponer la directiva europea sobre Daños el pasado día 26 de mayo, mediante el R. D. Ley 9/2017, pero esta normativa traspuesta solo será aplicable parcialmente. El motivo es que el régimen aplicable a la responsabilidad por daños de origen extracontractual, que es el caso, por conductas anti-cártel, no tiene en el Real Decreto Ley, carácter retroactivo (Disposición Transitoria Primera de la citada norma: 1. Las previsiones recogidas en el artículo tercero de este Real Decreto-ley no se aplicarán con efecto retroactivo).

Cabría plantearse, como con mucho acierto hace el compañero Javier López y García de la Serrana en su artículo de Junio de 2.017, si se podría defender el efecto directo vertical de algunos preceptos de la Directiva 2014/104/UE o en su defecto la necesidad de interpretar el Derecho nacional a la luz de la letra y de la finalidad de dicha Directiva desde que debió ser transpuesta, cosa que el Supremo ya alumbró en el caso Cártel del Azúcar, pero es un tema arriesgado, en un asunto de éste calado, exponer la suerte del procedimiento a la interpretación posterior del plazo prescriptivo.

Juan Carlos Calatrava
Socio en CONFIRMA ABOGADOS